El miedo.

#Posting overnight. No puedo parar de pensar en la astronómica cantidad de miedo que la Humanidad ha ido infundiéndose a sí misma a lo largo de la historia. Y de aquel miedo, estos odios. Una original forma de pecar, reservada a los hombres, que en la cima de la cadena trófica se devoran entre ellos en un éxtasis completamente diabólico en el que también violan, denigran y destruyen a su madre, Tierra. Decía Goya que el sueño de la razón crea monstruos. Pero, claro, sólo eran las corduras de un loco. La foto poco tiene que ver con esto -que no tenía planeado escribir-, salvo en lo que respecta a ese negror de los cielos que parece anunciar la oscuridad que se nos cierne en este globalizado y avanzado estado de disfuncionalidad en que nos hemos instalado.
Sólo es cuestión de ser creativos y liberarse del yugo del juicio permanente. La codicia, la violencia, la envidia, el rencor y en general el fútil sufrimiento son algunas de las consecuencias de aquel miedo original del que he hablado al principio de esta digresión. Ya he terminado.

Privacy Preference Center

error: Content is protected !!