La portada de la semana. Cada viernes, una fotografía diferente para la home


La portada de la semana. Madrid y sus colosos de perfil bajo

Hoy llega a la home de la web una fotografía que llevo semanas valorando y la verdad es que cuanto más la miro más me gusta. Debe de ser porque tengo debilidad por este doble monumento que me fascinó desde la primera vez que reparé en él a pie de calle.Para mí, las cuadrigas y los aurigas de Higinio Basterra que coronan los dos bloques arquitectónicos del edificio del Banco de Bilbao son quizá el mejor exponente de la interesantísima y poco admirada decoración monumental de las azoteas de Madrid.Mi romance con este conjunto me ha llevado a incluir no sólo esta imagen en mi catálogo de obras, sino otras dos referencias en las que también aparecen estos gigantes, que son de una gran belleza se los mire desde donde se los mire.

La portada de la semana. Madrid y sus colosos de perfil bajo
La portada de la semana. 18/1/2019-24/1/2019. Grúas y cuadrigas II

Título: Gruas y cuadrigas II | Ref.: AP01_6641Disponible en el catálogo: síFecha de captura: 15 de noviembre de 2016Localización: Azotea del Círculo de Bellas Artes. Madrid

Explicación de la fotografía

Esta composición me gusta mucho, con la presencia de las grúas que rompen la verticalidad y aportan mucha información respecto al contexto y la época en que la imagen fue tomada. Otra cosa que me agrada es la cúpula que aparece justo en el medio, pero que en realidad está mucho más lejos. Este efecto de aplastamiento es característico de la fotografía con lentes de largo alcance.

Debéis creerme cuando os digo que me ha llevado horas identificar a qué edificio corresponde. Pues resulta que es la cúpula de la catedral de la Almudena.

Otras obras

Aquí os dejo las tres referencias de mi catálogo en las que aparecen las cuadrigas de Basterra.

Ver el catálogo completo

El edificio

Este espectacular inmueble, situado en Alcalá 16, fue construido en 1923 bajo la batuta del arquitecto Ricardo Bastida. Albergó inicialmente la sede del Banco de Bilbao y ha sido, desde su construcción, uno de los edificios más representativos de Madrid. En la actualidad acoge la sede de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid. Desde 1999 está catalogado como Bien de Interés Cultural.

Las dos colosales cuadrigas que lo coronan son obra del escultor Higinio Basterra, también vasco -como casi todos aquellos que participaron en el proyecto-. Se fundieron en bronce y se les dio un tratamiento con latón para que tuviesen un aspecto dorado brillante. Cada conjunto pesa más de 12 toneladas.

¿Por qué de perfil bajo?

Quizá el lector se está preguntado por qué digo «de perfil bajo». Nos tenemos que ir hasta los negros años de la Guerra Civil para explicarlo.

Durante la defensa de Madrid el edificio pasó a ser la sede del Palacio de los Partidos. En su fachada se dispusieron cartelas y pancartas con las siglas de los partidos y sindicatos que formaban el Frente Popular. Lógicamente esto lo convirtió en un objetivo estratégico para los bombarderos y la artillería franquistas.

Los colosos de la azotea que brillaban bajo la luz del sol como un faro, se habían convertido en una excelente referencia visual para los pilotos de los bombarderos, que simplemente tendrían que dejarse guiar por su fulgor para descargar con alta probabilidad de acierto su lluvia de muerte y destrucción. Se hacía necesario, como se diría hoy día, rebajar su perfil, darle menos visibilidad.

La protección del patrimonio monumental de Madrid durante la Guerra Civil

Por ello, la Junta de Defensa de Madrid emprendió la tarea de proteger el patrimonio monumental de la ciudad frente a la barbarie de la guerra.

Algunos de los monumentos más importantes, como la Cibeles, Neptuno o la estatua de Carlos IV –entre otros- fueron recubiertos por construcciones protectoras; una especie de funda-búnker a prueba de bombas y metralla.

En el caso de las nuestras cuadrigas, y con el imperativo añadido de reducir su visibilidad, la solución fue pintarlas de negro. Acabada la contienda se decidió que así se quedarían. Y así se han quedado.

Cuando pienso en todo esto me las imagino hoy en día con su aspecto original y dudo de si serían más hermosas. Pero son como son, y negras son espectaculares porque así se ven siempre a contraluz, como una imagen plana; una silueta que no se apreciaría del mismo modo de ser doradas y brillantes.

La Cibeles, alcanzada por la metralla durante la Guerra Civil. (BNE)
Fase inicial de construcción del sarcófago protector. (BNE)
La CIbeles, completamente cubierta por la construcción protectora. (BNE)

En el cine

Álex de la Iglesia, fetichista de los iconos arquitectónicos madrileños, tiene una escena en La Comunidad en la que podemos apreciar de cerca este monumento. Os dejo el clip que he encontrado en Youtube.

Y una reflexión para acabar

En mi línea habitual, no hablaré de política porque eso, en estos tiempos de agitación y demente enfrentamiento, es para los que no les importa exponerse al escarnio, el odio y los insultos. Pero sí diré que consultando archivos fotográficos sobre la Guerra, pienso que la humanidad ha ido perdiendo la consciencia a lo largo de su historia hasta convertirse en una especie que, sólo en el siglo XX, acabó con la vida de mas de 100 millones de sus congéneres.

Como decía Goya, «el sueño de la razón produce monstruos». Nada hay más cierto que esto.

Nos lo tenemos que hacer ver.


Otras portadas…



Regala fotoarte de Madrid